Manzanilla

Manzanilla
Manzanilla

La manzanilla tiene muchas aplicaciones medicinales, aunque algunas de ellas, no muy conocidas.
El nombre científico de la manzanilla común es Matrícaria chamomilla. En inglés se llama true chamomile; en francés, petite camomille; en italiano, camomilla y en portugués, camomila.
El nombre científico de la manzanilla romana es Anthemis nobilis, y es de tipo perenne.
Es una planta herbácea, que puede alcanzar hasta 50 cm de altura.
Sus flores son amarillas y blancas, y de sabor algo amargo y aroma agradable, se emplean en diversas preparaciones. La cabeza floral contiene un aceite esencial que tiene efectos antialérgicos.

Flor de manzanilla
Flor de manzanilla

Para su cultivo es preferible la tierra suelta y porosa, y lugares soleados.
Se puede plantar mediante semillas en macetas con una mezcla de dos partes de tierra y una de arena, y se pone al sol para asegurar la germinación.
Debe transplantarse al aire libre cuando haya alcanzado los 10 cm.
Cuando las flores estén totalmente abiertas, debe procederse a su recolección antes de que se marchiten.
Para secarlas deben colocarse al aire libre y a la sombra. Luego se guardan en lugares oscuros, en bolsas de celofán.

Propiedades

Las propiedades medicinales de la manzanilla son muchas, tanto preventivas como curativas.
Es calmante, tónica, antipirética y sudorífira.
Su consumo es ideal para disminuir dolores y molestias del aparato digestivo, y ayuda a combatir la fiebre.
La manzanilla además posee propiedades carminativas y antiespasmódicas, por lo cual se usa para expulsar gases del tubo digestivo y para calmar los espasmos o desórdenes nerviosos.
Es indicada para problemas digestivos, dolores estomacales y abdominales, cólicos intestinales, dolencias renales y de las vías urinarias, afecciones nerviosas, enfermedades dérmicas, úlceras de la boca y la garganta, problemas menstruales y de menopausia, entre otros.
El aceite esencial tiene efecto contra alergias e irritaciones de la piel.
Además de las propiedades curativas, la manzanilla se emplea en cosmética, ya sea para la elaboración de jabones, cremas, shampús y lociones.
El aceite esencial de manzanilla es usado como aromaterapia para distintas afecciones como acné, dermatitis, eczema, piel inflamada, artritis, abcesos, golpes, cólicos, colitis, congestión del bazo y del hígado, dolores de muelas y dientes.
Otro de los atributos de esta hierba es su poder para aclarar el cabello, naturalmente, si se usa con frecuencia.

Preparación y usos

  • Infusión general:
    Hervir una taza de agua y verter en ella dos cucharaditas de flores secas. Dejar asentar cinco minutos y filtrar.
    Endulzar con miel y beber luego de las comidas como digestivo.
    Beber además en casos de insomnio, ansiedad o desordenes de nerviosos.
    También se puede tomar esta infusión en caso de fiebre o de dolores producidos por cólicos hepáticos.
  • Vino digestivo:
    Macerar 100 grs de flores secas en un litro de vino blanco, durante cinco días y luego filtrar. Tomar dos cucharadas en caso de digestiones lentas y pesadas.

Infusiones combinadas

  • Para la diarrea:
    Hervir un litro de agua y agregar manzanilla, romero y menta (15 grs de cada una). Beber dos tazas diarias.
  • Para el dolor de estómago:
    Preparar una infusión con un litro de agua hirviendo, 10 grs de manzanilla, 10 grs de comino, 10 grs de genciana y 15 grs de ajenjo. Beber una taza luego de cada comida.
  • Para los gases digestivos:
    Hervir un litro de agua y preparar una infusión con 30 grs de manzanilla, 15 grs de hinojo, 15 grs de comino y 5 grs de menta. Tomar tres tazas por día.
  • Para problemas hepáticos y de vesícula:
    Preparar una infusión con un litro de agua hirviendo y 20 grs de boldo, 20 grs de manzanilla, 10 grs de menta, 10 grs de melisa, 10 grs de romero. Filtrar y beber 3 ó 4 tazas diarias.
  • Para la menopausia:
    Hervir un litro de agua y preparar una infusión con 20 grs de manzanilla y 15 grs de cada una de estas hierbas: valeriana, muérdago, anís verde y lúpulo. Tomar dos tazas diarias.
  • Para problemas menstruales:
    Preparar una infusión con un litro de agua hirviendo y 15 grs de manzanilla, 15 grs de hinojo, 20 grs de ajenjo, 10 grs de valeriana y 10 grs de melisa. Beber tres tazas por día.
  • Para jaquecas agudas:
    Hervir un litro de agua y preparar una infusión con 25 grs de manzanilla, 25 grs de hojas de naranjo, 25 grs de semillas de angélica, 15 grs de romero, 10 grs de boldo y 5 grs de hoias de limón. Tomar tres tazas diarias.
  • Para los niños:
    Ya vimos que la manzanilla tiene propiedades calmantes y relajantes. No tiene ningún tipo de contraindicaciones, por lo que se puede usar su infusión para relajar y favorecer el sueño de los niños, especialmente en aquellos casos en que estén irritables o muy excitados.

Otras formas de uso

  • Ungüento:
    Mezclar una buena cantidad de flores secas de manzanilla con aceite puro de oliva, girasol o linaza. Poner en un frasco de vidrio transparente, exponer al sol durante dos semanas y luego colar.
    Puede usarse para la piel irritada del bebé o para piel seca y agrietada. También para quemaduras o irritaciones alérgicas de la epidermis.
    Se utiliza también para aliviar dolores reumáticos y artríticos, aplicándolo sobre la zona afectada y frotando o masajeando suavemente.
  • Para aclarar el cabello:
    Preparar una infusión concentrada de manzanilla. Luego de cada lavado de cabello usar como enjuague final.
    También se puede añadir un poco de esta preparación al shampú.

La manzanilla se comercializa en distintas presentaciones como se puede ver:

Shampu de manzanilla
Shampu de manzanilla

Jabon de manzanilla
Jabon de manzanilla

Aceite esencial de manzanilla
Aceite esencial de manzanilla

Manzanilla seca
Manzanilla seca

Té de manzanilla en sobres
Té de manzanilla en sobres

Té de manzanilla
Té de manzanilla

Fuente: “Las Plantas Curativas” – Arquetipo Grupo Editorial

4 comentarios sobre “Manzanilla

  1. Pingback: Tilo | Cuidar la Salud

  2. Pingback: Valeriana | Cuidar la Salud

  3. Pingback: Salvia | Cuidar la Salud

  4. Pingback: Menta | Cuidar la Salud

Deja un comentario